Esencialismo: Cómo Aprender a Decir Que No En Un Mundo Lleno De Distracciones

Ramón, el todero

Ramón nunca dice que no. Ramón ha aprendido que en la vida “hay que hacer de todo” y vive vertiginosamente.

Él es lo que se podría decir un “bueno en todo”, pero en realidad no es experto en nada; es la antítesis de una persona que vive bajo la filosofia “esencialista”.

Ramón es un amateur, no es dueño de su atención. Ramón no sabe como decir que no. La mentalidad “Ramón” es la que vamos a matar en este artículo. Por favor sigue leyendo hasta el final.

Esencialismo: El arte de decidir

Me inspiré para escribir este artículo después de leer un libro que me ha puesto a pensar (al fin jaja).

El Esencialismo es una filosofía de vida y de trabajo practicada por algunos pocos, pero que determina tus resultados y tu verdadero compromiso con tu trabajo.

El esencialismo es la capacidad de aprender a decir que no a todas las distracciones externas para comprometernos realmente con nuestro proceso creativo.

Esencialismo es el arte de eliminar lo “no-esencial” en nuestras vidas para concentrar nuestro enfoque en crear y convertirnos en maestros especialistas.

Pero este camino no es para todos, es un camino que muy pocos quieren tomar.

El camino del esencialista está lleno de obstáculos y decisiones. Sigue leyendo si quieres aprender a cortar las cosas no imprescindibles de tu vida y convertirte en un maestro del esencialismo.

El nacimiento del bebé sin padre

El ejecutivo pensó dubitativo ante la demanda de su jefe…

“Usted debe estar en esa reunión, es de vital importancia para nuestro cliente que usted esté presente”.

El único pequeño problema era que esa reunión coincidía con otro menudo evento en la vida del empleado: el nacimiento de su primer hijo.

El ejecutivo pensó, tragó grueso y asintió. “Sí, estaré en la reunión. Cancelaré mi visita al hospital con mi esposa”

Decisiones, la vida son decisiones.

En aquella reunión el hombre estaba del todo ausente…

El cliente se enteró de que el ejecutivo había dejado de asistir al nacimiento de su hijo para estar en esa reunión. Esa decisión le costo el respeto de su cliente ya que no podía creer que el hombre hubiera puesto su trabajo por encima de su familia, más aún, el nacimiento de su primer hijo.

“Por favor no sigamos con esto”, dijo el cliente abruptamente a mitad de la fastidiosa reunión. “Por favor, váyase al hospital con su mujer, su familia lo necesita”

Decisiones, la vida son decisiones.

La única cosa

¿Cual es la única cosa que debo hacer hoy para cumplir con mi mayor propósito en este mundo?

Esa sería una buena manera de comenzar nuestro día ¿no crees?

Se cuenta que Steve Jobs se miraba frecuentemente al espejo en las mañanas y se preguntaba: “Si hoy fuera el último día de mi vida, si mañana todo terminara, ¿seguiría haciendo lo que voy a hacer hoy?

Esa forma extrema de tomar decisiones es la que le permitió a un Leonardo DaVinci crear obras extraordinarias. Esa forma de pensar es la que hizo que un Pablo Picasso pintara “Guernica”.

Esa mentalidad es la que es capaz de crear un hermoso iPhone X y una de las compañías mas valiosas del mundo.

La descabellada paradoja del éxito

Existe una paradoja respecto del éxito de la cual debemos estar sumamente conscientes…

La paradoja consiste en las 4 fases siguientes:

Claridad = éxito: Cuando desarrollamos claridad en nuestros objetivos y perseveramos, comenzamos a tener resultados reales y eso conlleva a experimentar el éxito.

Por ejemplo: un escritor decidió internarse en la montaña para escribir un libro que tenía 10 años dándole vueltas en la cabeza, al final del año terminó el libro luego de un duro proceso creativo.

El resultado fue una obra literaria increíble. Este libro fue un best seller. Este libro fue su lanzamiento a la fama y el estrellato mundial.

Éxito = reputación + tareas: La fama que trae el éxito normalmente viene con más oportunidades, más tareas y más demandas que otros.

En el caso del autor hipotético, él tendrá entrevistas de radio, ruedas de prensa, visitas a librerías, firmas de libros, presentación en TV, invitaciones a clubes de autores, tiempo con fans, etc, etc, etc, etc…

Más oportunidades = más atomización: Desde el momento en que decidimos aceptar todas esas nuevas responsabilidades y demandas que parecen “naturales” en la vida del artista, dejamos de trabajar en lo realmente importante.

En el caso del autor lo más (único) importante es escribir, escribir fue lo que le permitió alcanzar la fama. Pero ya el no escribe mucho, está muy ocupado lidiando con su fama.

El problema con no saber decir que no a aquello que realmente no nos lleva hacia adelante es que estamos matando al mismo tiempo la verdadera causa de nuestro éxito. Esto es lo paradójico.

Más atomización = fracaso: Curiosamente el tan anhelado éxito que conseguimos inicialmente gracias a la tarea principal que realizamos (escribir), ahora se ha convertido en miles de otras tareas que no nos llevan a nada. Esta falta de compromiso con el esfuerzo creativo real (lo más importante), conduce al fracaso.

La maldición de las opciones

“La paradoja de la elección” de Barry Schwartz es un libro tremendamente revelador que nos habla del enorme problema que representa tener muchas opciones en el mundo moderno.

Nada más vasta con entrar en un supermercado en Norteamérica y observar el pasillo de los cereales ¿cuántas opciones tienes para escoger? ¿50? Quizás más… El doctor en psicología, Schwartz, afirma en su tesis que esta supuesta “libertad” de escoger más cosas es contraproducente, además de ser la raíz de la infelicidad en la sociedad consumista de siglo XXI.

Esta teoría va en contra de la creencia popular en la cual se nos adoctrina para creer que siempre “más es mejor”.

“Más” no es necesariamente “mejor”.

“Menos es más”, de hecho. Esa es la filosofía del esencialista.

“Menos es más”.

El mito de tenerlo todo se ha convertido en una carrera hacia ningún lado que ha creado miseria humana, guerras e infelicidad en la era del hombre moderno. Debemos volver a lo esencial.

Filosofía del esencialismo

Decisiones, como dice la canción de Rubén Blades…

Escoger es la primera fase si queremos poco a poco convertirnos en seres esencialistas.

Aprender a decir que no, incluso a aquellas opciones que se presentan como muy atractivas. Esa es la meta.

¿Cuál será el resultado de esta acción si digo que sí ahora?

Esa es una pregunta que me hago frecuentemente antes de tomar una decisión…

Se ha vuelto de cierta manera automática e inconsciente…¿Cuál sera el resultado de esto si digo que sí ya?

Es una buena manera de separar lo realmente esencial vs lo banal (perder el tiempo).

La mentira del trabajo duro

Otra gran mentira que es abordada en el libro “Esencialismo” de Greg Mackeon es la farsa del trabajo duro.

“Para lograrlo hay que trabajar muy duro”…parece un credo inquebrantable.

En realidad no hay que trabajar “muy duro”, hay que trabajar más inteligentemente, enfocado en lo realmente importante.

El problema que tiene la gran mayoría que no logra sus objetivos es que pasa demasiado tiempo haciendo lo no esencial. Pierde su tiempo en inumerables pequeñas tareas que no conducen a nada: e mails, Facebook… horas interminables en la web buscando más y más información… notificaciones en Whatsapp, grupos, alertas de Pinterest… etc.

Es triste cada vez que uso el tren y veo a personas pasar 30 minutos (viaje completo desde el downtown hasta mi estación) reventando globitos en algún juego del teléfono…me da ganas de llorar.

Todos esos minutos preciados pueden ser dedicados a lo realmente importante.

Una persona que está obsesionada con crear (sea lo que sea) es una persona que está produciendo algo, entregando algo al universo.

Esa es una persona que lo va a lograr tarde o temprano. Un creador es un Pro.

Un consumista es un bro (amateur). Una persona que está creando es lo opuesto a una persona que está consumiendo.

Si lo meditas, te darás cuenta de que solo existen dos usos de nuestra atención: crear y consumir.

Piénsalo…

Nota: Yo también paso muchas horas leyendo, investigando y consumiendo información. Pero lo hago con una intención diferente, crear contenido para el blog o aprender algo nuevo que pueda utilizar en mi proceso creativo.

El Principio de Pareto

Quizás ya has escuchado sobre la regla 80/20 o Principio de Pareto.

Es muy sencilla…

Aplicado al tema del esencialismo sería algo así: “El 20 % de nuestras acciones genera el 80% de nuestros resultados”

Wow…es una locura, pero es la verdad, según los estudios de Pareto, es decir, únicamente el 20% de tu tiempo se invierte de manera positiva generando el 80% de tus resultados significativos.

¿Dónde queda entonces el 80% restante de nuestra atención?

En la nada…tiempo desperdiciado en tareas banales que no conducen a nada. Personalmente me asusta pensar en esto…

Casi nada tiene valor en el universo

Una de las frases más contundentes que quedó tatuada en mi mente luego de leer este libro fue: “Casi nada tiene valor en el universo”

Son muy pocas cosas las que tienen un valor real en el mundo físico. Sin embargo, la industria del consumo nos presenta todo como urgente: “Compra mi ultimo gran juguete brillante”…

Basura y más basura para nuestros hogares y nuestras mentes…

Esto me recuerda el caso de una amiga del trabajo. Esta amiga suele comprar zapatos y más zapatos.

Tiene literalmente cientos de zapatos, quizás mas de 300 pares, según me dijo la última vez.

Su oficina está repleta de zapatos -es en serio-, no me quiero imaginar su habitación…

Casi todos sus zapatos son de mala calidad, zapatos baratos de entre 15 y 30 dólares.

¿Cuál es el punto de este montón zapatos?

Un día, le pregunté  asombrado: ¿Por qué mejor no compras un solo par de excelente calidad, puedes pagar 120 dólares por un solo par en lugar de comprar 12 pares baratos de 10 dólares, ¿no crees?” – Me gustan los colores” esa fue su respuesta…

Recuerda: en el universo casi nada tiene valor. 

O como dijo Warrent Buffet una vez: “Todo el mundo parece saber el precio de las cosas, pero muy pocos saben el valor de las cosas”.

El poder de Jugar

Lograr convertir las tareas cotidianas en juegos puede ser un ejercicio tremendamente poderoso.

Nuestro cerebro es una sofisticada máquina que desea con ansias generar dopamina y experimentar placer.

Es por eso que, transformar tus tareas en divertidos juegos  te puede ayudar mucho a aumentar tu productividad, experimentar más éxito y convertirte en un ser esencialista.

El poder de dormir: Cómo proteger el activo más importante

El activo más importante eres tú mismo…

Sin tu salud intacta no tendría mucho sentido ser un esencialista exitoso.

Vivimos bombardeados continuamente por información que nos dice que debemos hacer más, más de todo.

Pero realmente no nos detenemos a pensar que nuestro cerebro necesita dormir, necesitamos descansar para poder rendir.

Por cierto, el cerebro es quien duerme, en realidad nuestro cuerpo no necesita descansar, al menos no tanto.

Es nuestro cerebro el que necesita resetearse a diario para funcionar mejor.

La cantidad de horas que necesita cada organismo para descansar realmente varía y depende de muchos factores (edad, rutinas, hormonas y ADN), pero yo recomiendo al menos 7 horas diarias.

Personalmente prefiero acostarme temprano entre 8 p.m. y 9 p.m. y levantarme temprano 4:30 a.m. -5 am.

Esta práctica parece tener resultados en mí y así mantengo niveles de energía estables durante el día. Durante el invierno nuestro cuerpo necesita consumir más energía debido a las temperaturas extremas que tenemos en Alberta, Canadá.

Una dieta alta en grasas (buenas) aumenta la energía, pero muchas veces los bajones son inevitables. Una siesta de 20 o 30 minutos a mitad del día también es muy recomendable (quienes pueden hacerlo).

Los pods de Google

Aunque se ha comprobado de muchas maneras el valor y el efecto positivo que experimentamos al dormir más, esto no parece importar en Google. El gigante de internet fue una de las primeras compañías del mundo en ofrecer pods (pequeñas estaciones) para tomar siestas cortas en la mitad de la jornada laboral.

Estas cosas parecen sacadas de una peli de ciencia ficción… Google Pods Sin embargo, prácticamente ningún empleado parece usarlas nunca.

What? Noup, al menos eso comentan personas que han estado en Google.

¿Por qué pasa esto? Somos tan adictos al trabajo y a la actividad que ni siquiera nos damos cuenta de la importancia de hacer una pausa y tomar una siesta. Ni siquiera a los más inteligentes “nerds” que trabajan en Google parece importarles.

El poder del criterio extremo

Mantener un criterio extremo a la hora de tomar decisiones puede cambiar radicalmente tu forma de pensar y operar.

Si mañana muriera, ¿sería esta la decisión que tomaría ahora?

Suena extremo, pero este tipo de preguntas realmente pueden ser muy poderosas a la hora de tomar decisiones y volverte esencialista.

El autor del libro también nos habla acerca de reglas extremas para contratar personas que trabajen en nuestros negocios.

Son reglas de contratación realmente extremas…

Este procedimiento consiste en tener un sistema de reclutamiento altamente complejo donde el aspirante tiene que, literalmente, pasar muchas entrevistas, filtros, pruebas y obstáculos antes de ser contratado y que trabaje para nosotros.

Este tipo de filosofía extrema para contratar  es muy poderosa porque al hacerlo estamos atrayendo únicamente personas altamente talentosas que comparten los valores y la cultura empresarial de nuestra marca.

Estamos creando un equipo de jugadores de alto calibre. Steve Jobs de Apple era muy muy bueno en esto, Henry Ford también tenía un excelente equipo a su disposición y solo contrataba a los mejores.

La vía rápida y dulce vs el éxito amargo a largo plazo

Siempre tendremos la opción fácil hacia las cosas, la vía rápida.

La vía rápida normalmente es la vía hacia el precipicio, cada vez estoy más convencido de que no podemos tratar de tomar atajos hacia el éxito real.

Las cosas de valor toman tiempo, dedicación y esfuerzo.

Nosotros, como creadores estamos en la obligación de siempre tratar de buscar la excelencia en lo que hacemos, entregarlo todo.

Al menos de acuerdo a nuestro criterio y nivel de conciencia actual.

El esencialista no es un simplista -ojo-.

El esencialista es alguien que está obsesionado con crear valor y con proteger su tiempo, su atención. No se puede perder tiempo cuando hay una misión importante que cumplir.

Las cosas significativas que tienen valor real en el universo son tesoros que necesitan de nuestra atención y cuidado.

Los mejores libros jamás escritos, las mejores pinturas, las mejores películas…todas esas creaciones tienen algo en común: dedicación y visión a largo plazo.

El camino hacia el éxito de todos aquellos que buscamos la excelencia es un camino lleno de piedras, lleno de frustración. Pero es ese camino precisamente el filtro que nos permite refinar y refinar nuestra obra.

Así se gestan los piedras más preciosas, le lleva cientos de años a un carbón convertirse en diamante.

Cuando no dices que no, estás diciendo que sí.

Aprender a decir que no puede ser tremendamente difícil, especialmente para aquellas personas “no esencialistas” que se inclinan a siempre decir sí a todo.

Si estás en este grupo, te aconsejo que comiences con pequeños “no”. Incluso si tus emociones te inclinan hacia el “sí”, solo di “no, lo siento, gracias”

Estas pequeños “no” te darán mas confianza y poco a poco te ayudarán a romper el estúpido hábito de siempre decir que sí a todo lo que te proponen.

Recuerda que al decir que sí, estás entregando tu poder, estás entregando tu energía, estás regalando tu atención, que es tu valor más preciado.

Te suplico de corazón que evalúes realmente si esa salida de sábado por la noche con los 4 panas perdedores borrachones te dejará algo bueno y si se corresponde con tu propósito mayor.

“No gracias, me quedaré en casa escribiendo en mi blog”

Good for you 🙂

Claridad: El único secreto

La claridad absoluta es el arma secreta de un esencialista.

Sabe hacia dónde va, sabe el por qué lo hace y sabe claramente qué debe hacer hoy para llegar allí.

El barco a la deriva, por el contrario es toda aquella persona “no esencialista” que vive sin rumbo.

No sabe adónde va…

Un buen ejemplo de una claridad esencialista lo encontramos en una historia de la Inglaterra moderna.

El gobierno británico determinó que para el 2012 toda la población debía tener acceso a internet.

Esta era una misión muy ambiciosa, pero también muy poderosa porque tenía un objetivo extremadamente claro.

Parece que cuando le ponemos fecha de vencimiento y un objetivo claro a un plan, algo mágico ocurre y toda nuestra atención se vuelca hacia ello.

Aparecen recursos, personas y oportunidades que antes jamás habríamos visto.

Es muy poderoso.

Al definir claramente como esencialistas un objetivo claro, sabremos exactamente cuando lo hayamos logrado.

¿Logró Inglaterra su meta de llevar internet a toda su nación para 2012? La verdad no lo sé, pero lo que sí sé es que trabajaron como locos para lograrlo.

Nelson Mandela: Un esencialista en la cárcel

Nelson Mandela, responsable de la abolicion del nefasto Apartheid en Sudáfrica fue un ejemplo máximo del esencialismo. Mandela pasó 27 años en la cárcel defendiendo su causa y trabajando en lo importante. Sus días se basaban en estrictas rutinas de ejercicios y estudio. Trabajó mucho durante ese tiempo, pero mantuvo un enorme enfoque. Inconscientemente, se estaba preparando para el rol más importante que tendría en su vida: ser el primer presidente negro de Sudáfrica.

Rosa Parks y el  “no” en el bus, otra decisión para la historia.

Rosa Parks tomo una decisión que marcó el rumbo de una raza entera.

En diciembre de 1955, Parks decidió no obedecer la orden que le dio el conductor del bus en el que viajaba.

“Esta sección es solo para blancos, muévase de allí”. Rosa Parks que era una mujer negra, no quiso obedecer de nuevo la injusta orden que se le estaba imponiendo, ella también tenía derecho a sentarse donde quisiera en el bus.

Esa decisión (convicción) desató una ola de eventos locales y luego nacionales que llevaron a la revolución negra en Estados Unidos. Líderes como Martin Luther King y Rosa Parks fueron los precursores de un evento sin precedentes en la historia.

¿Cuál es el punto?

El punto es que una simple decisión puede cambiar totalmente el destino de tu vida (y la de todos), un esencialista siempre pone por delante la causa mayor, el panorama más amplio.

Stephen Covey y la cita con su amada.

Otra historia que me commovio fue la del gran Stephen Covey.

Quizás hayas escuchado sobre él por su famoso libro los 7 hábitos de las personas altamente efectivas.

Pero una historia que contó una de sus hijas me gustó mucho.

El señor Covey estaba de visita en San Francisco dando una de sus charlas y aprovechó para planificar una tarde con su hija.

Ambos discutieron en detalle cómo pasarían la tarde: comerían helados y cenarían juntos, luego irían al hotel y verían una película, su hija estaba tremendamente entusiasmada con el plan.

Luego de terminar la conferencia de Covey en San Francisco, se le acercó un viejo amigo a quien tenia mucho tiempo sin ver.

Este hombre tenía mucha influencia y podría ayudar significativamente al crecimiento de la carrera del señor Covey.

“Stephen, por favor te pido que nos acompañes a un restaurante increíble en San Francisco, donde preparan unas langostas deliciosas. Así podremos discutir más sobre las ventas de tus libros”

La opción era demasiado atractiva, solamente un loco diría que no a semejante oferta. Pero el señor Covey conoce sus prioridades, es un esencialista extremo y su vida refleja un carácter indestructible.

“Oye me encantaría acompañarlos, pero será en otra oportunidad. Hoy tengo una cita con alguien muy especial a quien debo atender, por favor excúsenme”

Su hija escuchó el comentario de su padre y le brillaron los ojos. Esta es una decisión esencialista: primero lo primero.

Cómo aprender a decir que NO.

Aprender a decir que no (a lo no esencial) puede ser quizás una de las practicas más difíciles que debas desarrollar si quieres convertirte en un líder de alto impacto.

No será fácil, pero acá algunos consejos que te serán de mucha ayuda…

Separa la decisión de la persona en cuestión: Muchas veces tomamos decisiones simplemente porque nos dejamos influenciar por la persona que nos está haciendo la solicitud.

¿Tomaría la misma decisión o diría que sí ante la solicitud si me lo pidiera alguien más? Esta pregunta nos lleva a tomar decisiones más concienzudas porque no nos estamos dejando llevar por la emocionalidad, sino que mantenemos un criterio racional y coherente.

Esta técnica es especialmente positiva cuando somos atacados por una atractiva vendedora que nos hace caer en su producto simplemente porque está explotando su físico. ¿Compraría este producto si me lo estuviera vendiendo alguien que no me atrae físicamente?

Probablemente no…

Decir no sin decirlo; el arte de la sutileza: Ser políticos y aprender a decir que no sutilmente es todo un arte que merece ser practicado. Ojo, no estoy hablando de hipocresía, acá estamos hablando de sutileza.

Dejarle saber al otro que no estamos interesados en aceptar la solicitud, pero de una manera delicada. Recuerda que estás intercambiando, siempre estamos intercambiando algo. Nada es gratis.

En el momento de que aceptamos cualquier solicitud de terceros, estamos entregando nuestra atención a esa causa, sea la que sea. Así que nada es gratis, tu atención es tu activo más preciado.

Otra cosa importante y que debemos recordar es que todos estamos vendiendo algo, de forma directa o indirecta, de manera consciente o inconsciente todos estamos vendiendo algo.

Al aceptar y siempre decir que sí a las propuestas de terceros, estamos comprando su idea (producto, tiempo, negocio, etc.). La diferencia que existe entre el profesional y el amateur consiste (muchas veces) en la capacidad de saber decir que NO.

Si tú tienes una tendencia natural a siempre aceptar y no saber poner limites a las solicitudes de otros, te recomiendo practicar en extremo, decir que no y no y no…incluso a propuestas que parezcan demasiado atractivas e irresistibles.

Técnicas avanzadas

Revisemos algunas técnicas más pro para desarrollar tu capacidad esencialista…

“Déjame revisar el calendario:” Esta técnica es muy útil y siempre nos puede sacar de apuros. Antes de tomar una decisión irracional y apresurada, dile a la persona que necesitas revisar tu calendario antes de acceder a la propuesta.

De esta manera ganas más tiempo para tomar la decisión correcta.

“No ahora, luego sí”: esta es otra manera de ponerte en posición de liderazgo y así no ceder ante las infinitas solicitudes de los demás.

Cuando dices que ahorita no puedes, pero mas tarde sí, ganas más tiempo para pensar si esa decisión es esencial o no. Casi siempre, te darás cuenta de que la solicitud era no esencial (80% de las veces)

Contestador automático de correo: El correo electrónico puede convertirse en una verdadera pesadilla si no se gestiona de manera esencialista.

Grabar respuestas automáticas diciendo de manera cortés a la persona que no estás disponible o que no responderás todavía, te permite ganar tiempo para enfocarte en lo esencial.

Decir que no con gracia y risa: Este es otro truco muy usado por personas que están avanzadas en su gestión de tiempo personal. Con una gran sonrisa y con algún chiste simplemente te dicen que no muy cordialmente.

Usar la formula “puedes usar mi carro, acá está la llave”. Si alguien te solicita que por favor le ayudes con una mudanza o cualquier otra solicitud no esencial. Bien puedes decirle que no puedes, pero que con mucho gusto le prestas tu vehículo para que lo haga el mismo.

En la mayoría de los casos la persona no acepta el gesto, pero tú quedas bien al prestar ayuda de alguna manera (recursos en vez de tiempo).

Librarse de compromisos, aunque sea tarde: Muchas veces nos pasa que nos comprometemos con algo o alguien simplemente para luego darnos cuenta de que fue un error haber aceptado. Un esencialista no tiene pena ni remordimiento en declinar esas solicitudes, aunque sea a última hora.

Colchones: Prepararse para lo peor

Un esencialista es una persona que continuamente esta en fase de preparación…

Preparación para lo inesperado…

En el libro del Génesis hay una historia muy interesante sobre un faraón de Egipto y algunos sueños que no podía comprender.

Fue José quien lo ayudó a comprender qué significaban.

Los sueños significaban 7 años de bonanza y 7 años de hambre para la nación.

Los pronósticos de José fueron ciertos y efectivamente Egipto vivió 7 años de mucha abundancia en alimentos y recursos para luego caer en desgracia y pasar 7 años de miseria.

José recomendó al faraón prepararse y guardar comida durante los 7 años de bonanza para así no morir de hambre durante la escasez. Su estrategia funcionó.

Un ser esencialista siempre ve más allá de lo que puede ver la mayoría. Su planificación incluye épocas de bonanza y escasez. La preparación contínua es un requisito fundamental en la vida esencialista.

¿Estás guardando para la época de vacas flacas o crees que siempre estarás en la bonanza?

El irresponsable Reino Unido vs. la inteligente Noruega

Otro caso similar, pero más moderno, es la diferencia en actitud que tomaron estos dos gobiernos en Europa.

El Reino Unido experimentó un boom petrolero entre 1995 y el 2000. Su producción aumentó enormemente y trajo grandes ingresos a la nación.

Pero su estrategia con esta riqueza fue a corto plazo. Fue una decisión no esencialista.

El gobierno británico gastó gran parte de ese dinero y no guardaron para el futuro.

Los siguientes 15 años, desde el 2000 hasta el 2015, el Reino Unido ha vivido una de las más grandes caídas en la producción que jamás haya experimentado.

Esto ha sido un golpe muy duro para su economía…sin hablar las consecuencias del Brexit.

Parece que no leyeron la historia del faraón.

Noruega, por su parte, tomó una decisión muy diferente. Desde la década de los 80, hasta el año 1995 aproximadamente, Noruega tambien experimentó una enorme producción de petroleo y gas.

Pero a partir del año 95 su producción fue en picada y aun no se termina de recuperar.

Sin embargo, Noruega tiene uno de los fondos de pensiones más ricos del mundo. Tienen activos por 1 trillon de dólares.

¿Pero como es esto posible?

Su estrategia fue totalmente esencialista y a partir del año 90 comenzaron a invertir y ahorrar el excedente de sus riquezas provenientes del petróleo. Muy inteligentes.

Noruega hoy en día, a pesar de la caída en la producción, es un país rico con suficientes recursos para invertir en el futuro.

Dos enfoques distintos con resultados diametralmente opuestos.

Por último revisemos algunos consejos personales que me ayudan a mantenerme medianamente esencialista (luchando aún)

7 prácticos consejos personales  para mantenerse esencialista y decir que no a lo banal

Acá algunas de las estrategias personales que he me han funcionado camino al esencialismo. Ojo, esto quizás te sirva, quizás no. Cada persona es responsable de sus rutinas y hábitos de acuerdo a su personalidad.

  1. Mantengo apagadas todas las notificaciones de mi teléfono a excepción de llamadas y mensajes SMS. Esto lo gestionas en las opciones de cada aplicación de tu teléfono. Todas están “off”. No tengo aplicaciones de Facebook en mi teléfono, abro el navegador Google Chrome, esto evita la revisión compulsiva de redes sociales. Cuando es algo urgente la persona me llamará.
  2. 95% de las veces no contesto llamadas (incluso de conocidos). Pueden dejar un mensaje, atenderé cuando esté disponible. Si es un asunto realmente urgente, llamarán insistentemente.
  3. Normalmente siempre digo de entrada “no” a cualquier invitacion, luego sugiero que debo revisar mi calendario y que lo dejaré saber después. Las actividades que no contribuyen con facetas positivas normalmente son descartadas. En otras palabras, mi modo “default” de contestar es “no”. Así me aseguro de pensar bien antes de aceptar algo.
  4. Mentalmente clasifico solo dos tipos de actividades: actividades Pro y actividades Bro. Este concepto lo expando en esta página. Las actividades Pro son actividades donde estoy creando algo (resultados/output). Las actividades Bro son actividades donde estoy consumiendo algo (información/imput) Este concepto también viene inspirado de un libro escrito por el Dr. Maxwell Maltz -y que recomiendo mucho- llamado Psico-cibernética. Normalmente intento pasar más tiempo en el cuadrante Pro que en el cuadante bro.
  5. Tengo extremadamente pocos amigos. Esto me permite ser muy selectivo a la hora de escoger con quién comparto mi tiempo.
  6. No tenemos televisión por cable en casa. Esto por dos razones: La primera, porque no quiero perder mi tiempo viendo comerciales o television “mainstream” basura como reality shows etc. Dos, porque es muy costoso y me parece una perdida total de dinero. Netflix y Amazon Prime Video es mucho más económico y no tienes que calarte comerciales. De hecho estoy seguro de que la televisión por cable tradicional va a morir y será reemplazada por Streaming tv. Hace poco adquirí un Apple TV 4K, es brutal.
  7. Las dos actividades principales en las cuales invierto (intento) más tiempo es leer y escribir.

Nota: En casa vemos películas y nos encanta la tele, pero trato de ver solo pelis que “dejen algo” que tengan substancia y algún mensaje. Pelis de matazón o shows tipo “El Capo” o “Games of Thrones” me parecen basura ya que no dejan nada positivo en nuestra mente.

Para cerrar…

Tomar decisiones esenciales no es nada fácil, requiere una gran disciplina y coraje, pero vale la pena porque estamos hablando de tu vida, de tus resultados, de tu atención.

Estas reflexiones que comparto acá con ustedes tienen la intención de ayudarte a  tomar más decisiones inteligentes y administrar mejor tu atención, mi deseo es que experimentes más felicidad y más satisfacción siendo quien realmente eres.

Ser quien realmente eres viene con un costo, no es gratis, la grandeza tiene un precio, pero vale la pena cada segundo que inviertes en ti y en tus sueños, porque nadie más hará esto por ti, nadie podrá traer a la vida los regalos y dones que solo tú posees.

Y para lograr esto necesitas proteger tu atención…necesitas ser esencial.

Practicar el esencialismo te acercará cada vez más a esa versión de ti que espera ansiosa por florecer: Tu héroe interior.

Por favor recuerda dejarme tus reflexiones en los mensajes abajo. Leo y respondo todos los mensajes del blog.

P.D. Recuerda compartir en Facebook para que otras personas se beneficien de estas estrategias.

Éxitos,

Luca,

<< ADQUIERE ACA EL LIBRO COMPLETO ESENCIALISMO>>

Nos reservamos el derecho de borrar comentarios ofensivos, fuera de topico o inapropiados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *